Compartir:
Tesoros escondidos: tres lugares mágicos por descubrir en Aruba

Lee sobre tips para transportarte sin problemas en Aruba

La Isla Feliz del Caribe es ese destino para las vacaciones que nunca deja de sorprender. En Aruba, los viajeros disfrutan de las relajantes playas, los deliciosos restaurantes, los paisajes majestuosos, y sobre todo, de la alegría de los arubianos.

Pero, en el paraíso del descanso ¿Cuáles son los secretos mejor guardados de Aruba?

En la isla se pueden encontrar algunos tesoros escondidos que, tal vez sean poco explorados, pero no por eso son menos mágicos que sus playas paradisíacas. Estos lugares, seguramente les darán a los turistas unas vacaciones sorprendentes con un toque diferente de aventura y mística :

  1. Savaneta:

en las vacaciones, un baño de mar rodeado de manglares

En el suroeste de Aruba se encuentra Savaneta, un antiguo pueblo de pescadores. Colorido y costero, este lugar les ofrece a sus visitantes la oportunidad de conectarse con parte de la cultura arubiana, pues es el pueblo más antiguo de la isla.

Un lugar muy especial para conocer en Savaneta es Mangel Halto Beach, una playa rodeada de cactus, arbustos y manglares, que convierte a las vacaciones en toda una experiencia para los sentidos por su gran cantidad de colores, ambiente pacífico y paisajes contrastantes.

  1. Las cuevas de Guadirikiri:

El sol ilumina dos cámaras de la cueva Guadirikiri en Aruba

En la costa norte de Aruba se encuentra el parque natural Arikok, santuario donde centenares de especies de fauna y flora viven protegidas. Dentro de él, los exploradores encontrarán las asombrosas cuevas de Guadirikiri que son el destino perfecto para esos viajeros sedientos de datos históricos y de aventura.

Estas mágicas cuevas son famosas por su descenso de 30 metros, por sus dos cámaras que dejan entrar hermosamente el sol entre las formaciones rocosas y por sus pinturas en el cielo raso, realizadas por los indios Arawak, antigua cultura indígena de la isla.

  1. Jane C Wreck:

Un ecosistema marino dentro de un naufragio

En las profundidades del mar de Aruba, los peces de colores conviven con naufragios de barcos que cuentan las historias más emocionantes de la isla. El esqueleto hundido del navío Jane C, ha sido dominado por diferentes especies marinas con las que los buceadores más experimentados van a poder compartir un momento inolvidable.

Con 250 pies de largo, esta embarcación está casi completa, y cubierta por esponjas marinas y corales. Los valientes buzos se encontrarán con manta rayas, barracudas y otras especies fantásticas que transitan con toda tranquilidad por la zona en busca de alimento.

Conoce más sobre Aruba: